Carta de mi querido Embajador, Fernando Ónega

Al final, todo se sabe. Incluso la edad de Lola Rueda, que era uno de los secretos más buscados por quienes la queremos, pero no nos atrevemos a preguntárselo, porque Superlola no tiene edad. Y no por ser mujer, sino porque lo que hace no se mide por años; se mide por pasión, por eficacia y por entusiasmo.
foto Esteban

Por eso, en este día en que Lola entra en lo mejor de su vida, yo le mando este mensaje para decirle: feliz cumplepasión, Lola; feliz cumpleeficacia; feliz cumpleentusiasmo. Y felicidades también para una de tus criaturas más queridas: #1MayoEmprende. Ya ha cumplido tres años. Ya es una institución. Ya es un digno fruto de Lola Rueda.

No te envío un beso. te envío un disciplinado ¡a tus órdenes!

Desde la distancia geográfica y la cercanía en los afectos, sigue como hasta ahora con Jerez y por Jerez.

Fernando Ónega, 9 de mayo de 2016

Fernando Ónega, Embajador de la Provincia de Cádiz

Una emocionante carta sobre Jerez en las ondas, el pasado Diciembre, fue motivo más que suficiente para nombrar a Fernando Ónega Embajador de la Provincia de Cádiz. Su voz pausada y vibrante invitaba a recorrer rincones de una ciudad apasionante, con un relato emocional que ponía los vellos de punta, y que muestra ese Jerez que los jerezanos y las jerezanas debemos sentir y valorar.

foto-estebanUn Fernando agradecido paseó con su familia, el pasado sábado, por las calles de nuestra ciudad, y disfrutó de un acto de reconocimiento entrañable en González Byass, donde reflexionamos sobre el presente y el futuro de Jerez y la provincia, de la importancia de sumar y liderar desde la iniciativa privada, y de la necesaria cooperación empresarial para la puesta en marcha de proyectos tan importantes como el Club de Embajadores de la Provincia de Cádiz.

La magia del acto llegó de la mano de sorprendentes imágenes y vídeos relacionados con el homenajeado: el saludo del alcalde de su pueblo natal, las cariñosas palabras de sus hijas Sonsoles y Cristina que le quebraron la voz, el mensaje sentido del primer Embajador Álvaro Domecq Romero, o la carta de su majestad el Rey Juan Carlos I felicitándole por su nombramiento.

Responsabilizado por el cargo y atrapado por el afecto y el cariño recibidos, hizo juramento de llevar a Jerez y a la provincia de Cádiz por bandera, y pasear su nueva condición de Embajador con orgullo allá por donde fuere…

Lola Rueda, 28 de mayo de 2015

Juntos, más lejos

Cuando vine a vivir a Jerez aprendí que en esta ciudad hay un pique importante con la capital de la provincia, Cádiz, y que una parte de los jerezanos y de los gaditanos viven de espaldas y haciéndose la puñeta si pueden. Un mal rollo que ya había visto antes en otras ciudades de tamaño parecido y gran potencial económico, como Alicante y Elche, o Murcia y Cartagena, y que, pienso yo, impide a unos y otros llegar más lejos.

amparo bou fernando onegaPues bien, nos pusimos en marcha para pasar de la teoría a la práctica, y así nació el Club de Embajadores de la Provincia de Cádiz, que impulsamos conjuntamente dos empresas, Sinlímites Comunicación y Lola Rueda Turismo 2.0, dando ejemplo de sinergias y trabajo conjunto. El primer miembro de este selecto Club fue Álvaro Domecq Romero, importantísimo rejoneador y empresario de Jerez, y el pasado sábado nombramos al segundo, el periodista Fernando Ónega, entre otros motivos por esta preciosa carta que dirigió a Jerez desde Onda Cero.

fernando onega embajador provincia cadizEn este empeño conseguimos la complicidad de las Bodegas González Byass, donde celebramos el acto, el Barceló Montecastillo Resort, que acogió a Ónega y su familia durante  todo el fin de semana, y la Confederación de Empresarios de la Provincia de Cádiz, cuyo presidente Javier Sánchez Rojas es uno de los mayores entusiastas del enfoque de sumar y no dividir para ganar.

Resultó una jornada preciosa, con un Fernando Ónega emocionado por tantas muestras de cariño, como muestra la galería de fotos.

 

Gracias a los que nos han ayudado para hacer realidad el Club de Embajadores de la Provincia de Cádiz y el reconocmiento a Fernando Ónega… ¡a por el próximo Embajador!

Amparo Bou, 25 de mayo de 2015

Ónega

Es, sin lugar a dudas, una de las voces más características de la Transición Española. Desde su atalaya radiofónica, Fernando Ónega nos narró acontecimientos que hoy ocupan páginas destacadas e imprescindibles de la historia de este país. Con su atemperada voz y su siempre certero comentario, la trayectoria profesional de este “periodista y gallego” (como le gusta definirse), le ha llevado a recorrer la redacciones de los principales medios de comunicación del país. Aún recuerdo la seguridad que transmitían sus palabras en Hora 25 de la SER cuando nos contaba el declive de la UCD y el ascenso de Felipe González, o cuando nos tuvo pegados a la radio en esa noche de transistores, tejeros y conspiraciones. Palabras y editoriales que han quedado prendadas para siempre en el subconsciente de los españoles que ya peinamos alguna cana.

fernando onegaPara los que hemos trabajado en el periodismo, Ónega es un ejemplo a seguir. Por varios motivos. El primero porque posee la habilidad de poner a cada cual en su sitio, sin que por ello se sepan a ciencia cierta sus inclinaciones políticas. Segundo porque no se le conocen enemigos reconocidos (una habilidad en los tiempos que corren y mojándose como se moja). Y tercero porque aún hoy sigue siendo una de las voces más reconocidas y más recurrentes por parte de toda la profesión periodística. Y no solo porque su experiencia sea un grado, o varios, sino por la solidez de su mensaje.

Este próximo sábado, Jerez le brindará un cálido reconocimiento en González Byass, otorgándole el título de “Embajador de la Provincia de Cádiz” en un acto organizado por Sinlímites Comunicación y Lola Rueda Turismo 2.0. Será una forma de agradecerle el trato que desde siempre ha tenido con esta provincia y con esta ciudad en particular. Ejemplo de ello fue la carta radiofónica que recientemente leyó en el programa matinal de Onda Cero que, por entonces, presentaba Carlos Herrera. En poco menos de cuatro minutos, Ónega esbozó su cariño por Jerez. Permítanme que extracte algún fragmento de esa carta: “Quiero pasar por la Puerta del Arroyo, entrar en la Basílica del Carmen, imaginarme subido a la Torre del Alcázar, contar tus azulejos, hacerme fotos ante tus palacios, quiero vivir leyendas de moros entre los restos de tu muralla, hincar mi rodilla en tu Catedral, o rezar en el Monasterio de la Cartuja, quiero hacer como que mido el tiempo en el Museo de los Relojes (…) . Y decirte como Federico: oh ciudad de los gitanos, quién te vio y no te recuerda, qué espectáculo de ciudad, con vino o sin vino, con fiestas o sin ellas, algún día, cualquier día, es espléndido para ir. Y para quedarse, porque querido Jerez, eres mucho más de cuanto yo pueda contar. Eres un alma, eres un pálpito que hay que sentir y saberlo sentir”…

(Artículo publicado en Viva Jerez el 21/5/2015) Esteban Fernández, 21 de mayo de 2015